Los ministerios de Fomento e Interior  reforzarán el control de todos los vehículos destinados al transporte profesional, tanto de menos como de más de 3,5 toneladas. En este sentido, adelantan que “se está estudiando crear un sistema para priorizar y focalizar las inspecciones en aquellas empresas de transportes con comportamientos infractores, tanto en materia de tráfico como de transportes, cuya actuación pudiera estar afectando, entre otras cosas, a la seguridad en la carretera”.

La decisión se produce tras conocer los datos del balance de seguridad vial en 2014, que muestran un incremento de la siniestralidad en el transporte de mercancías y, especialmente, las furgonetas, que prácticamente han doblado el número de fallecidos, con 45 siniestros más.

Las reformas alcanzarán también a la normativa europea, según detallan fuentes de Fomento, y podrán aportar novedades en la pérdida de honorabilidad de las empresas. Recuerdan que el reglamento europeo 107, incluido en la LOTT, ya “establece que determinadas infracciones y su reincidencia, dan lugar a la pérdida del requisito de honorabilidad que deben tener las empresas de transporte con vehículos de más de 3,5 toneladas”. La novedad es que “se está tramitando a nivel europeo” un anexo a este reglamento “en el que se incluyen, entre otras, determinadas infracciones en materia de tráfico que pueden dar lugar a la pérdida de dicha honorabilidad”.

Por otra parte, Fomento descarta la adopción del tacógrafo en las furgonetas a corto plazo. “El tacógrafo está regulado por normativa europea, y en ella no se contempla, por el momento, su implantación para estos vehículos. Se está analizando esta cuestión, pero existen inconvenientes técnicos para la instalación del tacógrafo” en las furgonetas”, explican.

Fuente: El vigía