Seopan, patronal que agrupa a las grandes constructoras, presentó este miércoles el balance del sector. Propone una alternativa de inversio?n pu?blico privada unida a un escenario de pago por uso en el que se podri?an obtener, en base a unos peajes blandos, 8.200 millones de euros mediante la tarificacio?n de las carreteras. Una medida que afectari?a tanto a vehi?culos pesados como ligeros, en este caso con un peaje ma?s reducido.

El control de los costes del transporte, la gestión de la demanda de tráfico o la liberalización de los recursos públicos, son otras de las justificaciones.

La patronal considera que el objetivo que se ha marcado el Gobierno de que el rescate de las autopistas en quiebra no cueste un so?lo euro para los espan?oles so?lo se garantiza si prospera el plan del Gobierno de fusionarlas en una empresa pu?blica tras realizar una quita del 50% en la deuda de casi 4.000 millones de euros que actualmente soportan.

Asegura que el Ejecutivo sigue trabajando para materializar este plan. No obstante, ha advertido de que la consecucio?n de un acuerdo entre los bancos, las autopistas y el Gobierno para crear esta nueva sociedad pu?blica de autopistas pasa por consensuar el tipo de intere?s que el Estado abone por el bono a treinta an?os en que se convertira? el pasivo con que se quedara?n las vi?as tras la quita.

En este punto, en el que actualmente esta? centrada la negociacio?n, Seopan asegura que no se lograra? un acuerdo en el caso de que no se abone una remuneracio?n similar a la que paga el Tesoro para ti?tulos similares, esto es, un tipo de alrededor del 2%, el doble respecto al 1% que propone inicialmente el Gobierno.

La patronal constructora señaló además que con la articulación de este peaje España se sumaría a otros países europeos que, como Francia y Alemania, ya cobran por circular por su red de autovías.

Fuente: El país