Durante el verano, a causa de las fuertes horas de luz, conducimos con alto índice de luminosidad durante las horas centrales del día y estamos expuestos a deslumbramientos al amanecer o atardecer. Esto supone un riesgo para la conducción, según Formaster, Asociación Española de Formadores de Seguridad Vial.

El 5% de los accidentes de tráfico en España suceden , de hecho, por deslumbramiento en las horas crepusculares (amanecer o atardecer). Usar gafas de sol podría ayudar a reducir la fatiga visual, el riesgo de deslumbramiento o la ceguera temporal. Sin embargo, el 20% de los conductores no usan nunca gafas de sol al conducir.

10 Consejos para evitar deslumbramientos

1. Usa gafas de sol polarizadas y con cristales de color azulado.

2. Cuando nos deslumbre el sol, mantener la trayectoria del vehículo y disminuir la marcha. Nunca dar un frenazo de golpe.

3. Si conducimos con el sol de frente y nos deslumbra, es recomendable parar y esperar cinco minutos a que el sol cambie de dirección.

4. Si conducimos muchas horas con alta luminosidad o con sol de frente, reduce tu velocidad y realiza paradas regulares para descansar la vista.

5. Colabora encendiendo las luces cortas para que los que vengan de frente te perciban si sufren deslumbramientos.

6. Compra gafas en ópticas y tiendas homologadas donde nos recomendarán la mejor para cada uno de nosotros y para cualquier situación.

7. El parasol, que debe ser siempre extensible y abatible, solo debe usarse en los momentos puntuales de gran deslumbramiento, porque también reduce campo de visión.

8. Nunca conduzca con gafas de sol durante las noches o en zonas oscuras, como túneles.

9. Mantén limpios los cristales delanteros del coche. La suciedad aumenta el riesgo de que tengamos deslumbramientos y reduce el campo de visión.

10. Cuida tus ojos en todo momento. Acude anualmente a una revisión ocular al oftalmólogo o al óptico.

Fuente:DGT

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2