Tanto en carretera como en zona urbana, las infracciones y las distracciones son las dos causas más frecuentes de los atropellos graves y mortales. La aparición de los «peatones tecnológicos» en la vía (conectados a teléfonos móviles, reproductores de música….) ha añadido un factor más de riesgo de atropello, propiciando incluso la instalación de señales específicas para peatones, para advertir del riesgo de esta conductas.

Otra causa de atropello es la velocidad inadecuada, un factor determinante en la gravedad del siniestro. También hay que mencionar el alcohol y las drogas, la inexperiencia y el cansancio también juegan un papel muy importante y son causas de atropellos.

Un factor clave es saber actuar correctamente ante las averías para evitar atropellos. Salir del vehículo es una maniobra repentina y no da tiempo para reaccionar al conductor que se acerca. Es necesario hacerse ver, a una distancia adecuada. En muchos casos los conductores no pueden ver que hay un obstáculo hasta que están demasiado cerca.

Cinco consejos básicos que pueden evitar muchos atropellos:

Si vas caminando:
– En ciudad debes de cruzar por pasos para peatones mirando antes a ambos lados. Es obvio pero no lo hacemos.

– Tampoco debemos cruzar escuchando música o hablando por el móvil. Es peligroso porque no percibimos lo que nos rodea.

– Recuerda que está prohibido transitar por autovías y autopistas. Y en carretera, es conveniente llevar siempre una prenda reflectante para que te vean.

Si vas conduciendo recuerda que:
– A mayor velocidad, menos campo visual. Si hay peatones, circula más despacio.

– Y si adelantas a un peatón fuera de poblado, es obligatorio guardar una distancia lateral mínima de 1,5 metros.

Fuente: DGT

Visita Nuestra Web¡Descarga Nuestra App!