El I Congreso InterCISEV comenzaba recordando la importancia del pilar usuarios más seguros para el cumplimiento de los objetivos del Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020 y, bajo este contexto, se puso de manifiesto la necesidad de impulsar mejoras en la educación y la formación vial, la concienciación y sensibilización, el control del cumplimiento de las normas sobre límites de velocidad y conducción bajo los efectos del alcohol, uso del casco y cinturón de seguridad, la puesta en marcha de programas de seguridad vial laboral, etc.

«Hoy estamos, si cabe, aún más convencidos de que debemos seguir esforzándonos por que los usuarios adopten comportamientos más seguros; debemos asumir que se trata del campo de trabajo urgente, dado que todos los demás giran inevitablemente alrededor de él. Es prioritario trabajar para conseguir gobiernos más preparados, con programas de seguridad vial específicos y viables financieramente. A ello hay que sumar la mejora de carreteras y calles que han de ser diseñadas y conservadas pensando en los usuarios con el propósito final de configurar un sistema de transportes más seguro. Vehículos más seguros deben ir siempre acompañados de usuarios bien formados y concienciados«, comentan desde la dirección del Congreso.

Durante el desarrollo de InterCISEV se pudo observar la importancia especial que se da a la seguridad vial laboral como paso siguiente a la incorporación de la sociedad civil a la lucha contra la accidentalidad, a través de numerosas organizaciones que realizan actividades muy interesantes en toda la región.

La educación vial dirigida a niños, jóvenes y adultos debe continuar siendo una prioridad. A lo largo de estos dos días se han mostrado varias experiencias muy interesantes que ponen de manifiesto la capacidad de países, regiones, municipios y organizaciones para llevar a cabo iniciativas de éxito que involucran a toda la población.

La formación de los conductores es una de las asignaturas pendientes en la región de América Latina. La necesidad de un marco regulador adecuado, el establecimiento de pruebas teóricas y prácticas, el endurecimiento de los procedimientos para obtener las licencias, la formación de los formadores viales, la regulación de la formación en simulador, la formación de infractores reincidentes, etc. son algunos de los aspectos a los que es preciso dar respuesta de forma homogénea en los países.

Fuente: Nexotrans

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2