Casi 15 millones de españoles confiesan conducir por encima de los límites de velocidad, un factor que estuvo presente en el 22% de los accidentes con víctimas mortales el año pasado. Además, y aunque el cansancio y la fatiga están relacionados con el 30% de los accidentes, el 44% reconoce no parar cada dos horas para descansar en los viajes largos. Y por si fuera poco, 7 millones de conductores confiesan usar el teléfono móvil de forma indebida mientras van al volante (una mala práctica que el 80% de los encuestados percibe como la más común). Pero sigue siendo en los trayectos cortos donde más nos relajamos: casi 5 millones de conductores confiesa no haber utilizado en alguna ocasión el cinturón de seguridad en los desplazamientos breves, y un 14% ha llevado, alguna vez, a los niños en el coche sin las medidas de seguridad obligatorias, a pesar de que un 20% de los menores fallecidos en 2013 no utilizaba sistemas de retención infantil.

Uno de los comportamientos que más ha sorprendido a los autores del informe, es el que reconocen cometer 5 millones de conductores (el 21% de los encuestados) y es el de «pegarse» al coche de delante no respetando la distancia de seguridad, lo que se conoce como «acoso» en la conducción. En 2013 hubo 2.135 conductores que se vieron implicados en accidentes con víctimas por no respetar la distancia de seguridad, casi un 8% más que el año anterior, siendo una de las infracciones que más ha repuntado en el último año. Las colisiones traseras y múltiples causaron más de 150 fallecidos en la carretera española el año pasado.

Pero, ¿se conduce mal en España?

Más de 6,5 millones de conductores (un 25% del total) así lo creen. Conductas irresponsables, importantes carencias, falta de formación y el gran desconocimiento que existe sobre algunas de las normas básicas de conducción son las principales razones para pensar de esta forma. Varios ejemplos: más del 35% (unos 9,5 millones de conductores) desconoce que hay que pararse con el semáforo en ámbar y casi un 14% no sabe quién tiene preferencia al salir de una rotonda. Si nos centramos en situaciones de riesgo inesperadas que se pueden encontrar en la carretera, la mitad de los conductores españoles no conoce cómo actuar ante un derrape de la parte delantera del vehículo (subviraje), y un 27% no sabría reaccionar ante un aquaplanning, algo propio de los meses de invierno.

Fuente: DGT

Visita Nuestra Web¡Descarga Nuestra App!