¿Como saber si tengo clientes morosos?

 

Cuando tienes la sospecha de que uno de tus clientes puede ser moroso, lo primero que debes hacer es consultar algún fichero de morosos, como por ejemplo el RAI. Este es uno de los listados de morosos más importantes de España y contiene información sobre cualquier persona jurídica que tenga impagos mayores de 300 euros durante más de 90 días.

 

La consulta del RAI puede hacerse a través de servicios online como los de Informa. Para ello solo necesitarás buscar el nombre completo de la sociedad de tu cliente para acceder a un informe que incluya datos sobre su capacidad de pagos. Estos documentos te permitirán conocer sus efectos impagados, detallando la fecha y el importe total. De esta forma, no solo sabrás si tu cliente es moroso, sino en qué concepto y en qué cantidad, información que te permitirá evaluar por ti mismo la gravedad de sus impagos.
¿Qué información puedo obtener del RAI,   (Registro de Acciones Impagadas)?

Una vez sepas que uno de tus compradores es moroso, es en el momento de tomar una decisión clave: ¿debo mantenerlo como cliente? Dependiendo de la importancia de éste para tus ingresos, es posible que debas investigar en profundidad para valorar si mantenerlo en tu cartera de clientes podría poner en peligro el futuro de tu negocio. De hecho, a través de estos servicios también puedes acceder a información complementaria a la del RAI (Registro de Acciones Impagadas) que te dará algunas claves a tener en cuenta. De este modo, al consultar, por ejemplo, un informe patrimonial, podrás tener una visión general de la situación comercial y financiera, pero también información sobre el estado sobre los bienes inmuebles de la entidad, elemento que será de gran utilidad para saber si tu cliente ha tenido que vender parte de su patrimonio para saldar algunas de sus deudas.

 

Una vez conozcas la situación del cliente podrás decidir si es preferible dejar de hacer negocios con él, si continuarás como siempre pero activarás una acción de marketing para captar nuevos compradores y evitar problemas en caso de que no pueda pagarte, o si seguirás como hasta ahora… Sea cual sea tu decisión, cuando dudas si uno de tus clientes es moroso, hacerte con toda la información posible sobre él te ayudará a despejar todas las incógnitas.

 

Fuente:  EmpresaActual