Claves para usar el cinturón de seguridad correctamente

La misión del cinturón de seguridad consiste en impedir que el pasajero salga despedido fuera del vehículo y se golpee contra el volante, el salpicadero o los asientos delanteros en caso de accidente. Pero, un mal uso puede producir lesiones graves.

Los beneficios del cinturón de seguridad son evidentes: reduce un 50% la probabilidad de muerte en accidente y alcanza su máxima eficacia en los vuelcos.

Cómo usarlo correctamente

Para que funcione correctamente, el cinturón debe llevarse sobre las partes duras del cuerpo, apoyado en la clavícula, a medio camino entre el hombro y el cuello y sobre las crestas ilíacas en la pelvis, nunca sobre el abdomen. El cinturón de tres puntos cuenta con una banda superior (torácica) y una banda inferior (pélvica); ambas deben estar ajustadas al cuerpo sin holgura. No deben usarse accesorios como cojines bajo el asiento ni llevar las bandas retorcidas.

Consecuencias de un mal uso

Una situación que se puede dar, es la de llevar la banda superior “fuera del hombro, es decir, muy próxima a su extremo lateral”. Si el vehículo dispone de airbag, la falta de sujeción estaría compensada con la acción de este otro elemento. En caso contrario, “podría provocar un impacto de la cabeza con el parabrisas o el salpicadero, llegando a producir conmociones cerebrales y severas lesiones cervicales debido a la hiperextensión del cuello”.

El efecto submarino es otro problema: se produce cuando el cuerpo del ocupante del vehículo se desliza por debajo de la banda abdominal. Esta situación es muy peligrosa por tres razones, según el Instituto Universitario de Tráfico y Seguridad Vial  INTRAS: “Aumenta el riesgo de chocar contra el salpicadero o el volante, coloca el cinturón sobre el abdomen, lo que provoca lesiones internas graves, y el deslizamiento del cuerpo puede hacer que se estrelle contra la parte baja del habitáculo sufriendo graves lesiones (sobre todo fracturas en las piernas)”.

Para evitar el efecto submarino debe colocar bien el cinturón y sentarse correctamente sin añadir complemento alguno al asiento, como cojines, riñoneras, almohadones o aislantes de bolas.

Las embarazadas deben usar también el cinturón y ponerse la banda ventral bajo el abdomen. Un uso inadecuado del cinturón resta eficacia a la prevención de las lesiones e incluso puede producir daños graves.

Fuente: DGT

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2