CEA considera insuficiente la inversión para la conservación de Carreteras

Fundación CEA destaca la marginación a la que se ha visto sometida la conservación de las carreteras españolas durante los últimos años. Sólo para 2016 se prevé un aumento anual del 4,5% en los presupuestos del Ministerio de Fomento que en su mayoría se destinan a construcción en vez de a mantenimiento de la vía.

Circular por una carretera en mal estado provoca además de accidentes de tráfico, un mayor gasto de combustible y desgaste del neumático, y problemas mecánicos para el coche.

El problema de la falta de mantenimiento de las vías, que afecta directamente a los automovilistas y a la seguridad vial, supone un sobrecoste anual para los conductores españoles de cerca de 2.000 millones de euros.

El mal estado de una carretera por una pintura desgastada, una mala iluminación, un asfalto deteriorado, una señal que no se ve o que produce confusión en el conductor no solo afecta directamente a la seguridad vial por aumentar el riesgo a sufrir un percance, por ejemplo un pinchazo en una rueda. De manera indirecta también puede derivar en un accidente de tráfico. Todas estas situaciones aumentan la probabilidad de que el conductor cometa un error, no porque haya hecho algo mal, sino porque falla la información que tiene que recibir para tomar decisiones correctas.

Conservar es un 70% más económico que construir de cero. Desde Fundación CEA recuerdan que el dinero que se emplea en conservación y en el mantenimiento de las carreteras no es un gasto, si no una inversión.

El mantenimiento de la red viaria alarga la vida útil de la carretera entre 20 y 30 años más. Cada euro que se invierte en conservación supone un ahorro de 5 euros a los 10 años, que sería lo que costaría reparar deficiencias graves en una carretera.

Fuente: CEA

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2