Cataluña planea nuevas prohibiciones a la circulación de camiones

Fenadismer considera esta decisión un paso más en «la cruzada» y la«campaña de acoso contra los camiones» de la Generalitat y la vincula con la reducción del 20% en el número de usuarios que, según la asociación, «curiosamente» ha tenido la AP-7 en los últimos tres años.

Así, Fenadismer y sus organizaciones catalanas rechazan la prohibición, que solo aceptarían si se les ofreciese a los transportistas una vía alternativa libre de pago. De no ser así, se reservan el derecho de estudiar «las medidas de respuesta a adoptar contra dicha decisión».

En este sentido, cabe recordar que esta no es la primera prohibición que la Generalitat ha tratado de imponer en sus carreteras a los transportistas. En abril del pasado año, ya prohibió la circulación a los camiones en la N-II a su paso por Gerona, en un tramo de casi cien kilómetros, hasta la frontera con Francia, lo que obliga a los conductores a desviarse por la AP-7. Esta decisión fue recurrida por Fenadismer ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y está pendiente de resolución.

Asimismo, el pasado mes de septiembre, desde la Consejería de Territorio y Sostenibilidad del Gobierno catalán se anunció la prohibición de circulación a camiones en más de 40 kilómetros de la N-240 en Lérida. De nuevo, se obliga a los camiones a desviarse por una autopista de peaje, en este caso la AP-2.

Fuente: Logística Profesional