Cataluña y País Vasco ignoran la política de radares

Hace unos días, la DGT anunció importantes cambios en los radares, que se centran en su ubicación y los márgenes de error.

En Cataluña aseguran que no tienen problema en decir dónde están los suyos, pero que les parece una «incongruencia» asegurar que se va a hacer pública la lista después de prohibir el uso de detectores de radar. Es más, defienden la transparencia pero consideran inviable señalizar la ubicación de los radares móviles y mucho menos de los que captan imágenes desde el aire (y es que a partir de abril, Cataluña tendrá su propio radar Pegasus).

En cuanto a los límites de velocidad, Cataluña seguirá actuando como hasta ahora ya que dicen que sus márgenes son mayores y que sus radares sólo multan cuando se supera el límite en un 10%.

El País Vasco, por su parte, gestiona el tráfico a través de la Dirección de Tráfico del Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco, ha declarado que no tienen previsto hacer ningún cambio en su política de radares: “en cada momento, se han adoptado las medidas que hemos considerado más adecuadas y se seguirá estudiando cualquier otra medida que pueda tener como objetivo la reducción del número de accidentes de tráfico y, con ello, el descenso del número de personas fallecidas y heridas en carretera, pero ahora no hay previsto ningún cambio”.

Fuente: Servimedia

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2