Llega la carretera solar: energía infinita para coches eléctricos

Si un problema intrínseco de los paneles solares es su fragilidad y su constante mantenimiento, en este caso las células solares permiten que hasta los camiones más pesados circulen sobre ellos sin afectar a su capacidad de captar la energía solar.

La empresa francesa Colas, es un líder mundial en cuanto a las infraestructuras de transporte y ha tardado cinco años en desarrollar en colaboración con el Instituto Nacional de la Energía Solar el Wattway.

Se trata de un «pavés» de recubrimiento de gran resistencia que convierte la carretera en una fábrica de energía limpia y renovable. Para hacernos una idea de las posibilidades energéticas de la nueva patente Wattway, un kilómetro de carretera pavimentado con este sistema de captación solar alimentaría de electricidad a una población de 5.000 habitantes.

Las posibilidades del Wattway no se limitan a servir de soporte energético alternativo para la movilidad, produciendo energía para recargar coches híbridos o eléctricos puros. Sirve también para suministrar fluido al alumbrado, señalizaciones, transporte público como los tranvías, hogares, oficinas o locales comerciales.

La capacidad generadora de estos adoquines del siglo XXI es sobresaliente puesto que 20 metros cuadrados son suficientes para dotar de electricidad a un hogar tipo, exceptuando la energía de calefacción. Su única desventaja respecto a los paneles solares utilizados hasta ahora para generar electricidad es que no pueden orientarse según la posición solar, con lo no llegan a ser tan eficientes a igualdad de superficie.

Otra ventaja añadida de la carretera solar es su conectividad. Al estar dotada de sensores a lo largo de todo su recubrimiento, puede saberse en tiempo real datos sobre el tráfico y las condiciones de la ruta. Un paso posterior sería poder aprovechar la energía capturada para recargar las baterías de los vehículos por inducción.

Casi indestructibles, antiderrapantes y fáciles de instalar sobre las carreteras ya existentes, las placas Wattway se componen de una fina hoja de silicio policristalino recubierto de un material compuesto a base de polímeros translúcidos.

La carretera solar ya ha superado el periodo de pruebas en unas instalaciones experimentales en Francia y los Países Bajos, anunciándose el inicio de su comercialización para principios del año que viene.

Fuente: Ecomotor

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2