Durante la semana del 13 al 19 de abril, se duplicarán los controles para vigilar si los conductores cumplen los límites de velocidad establecidos en carreteras, especialmente en las vías convencionales

Según una investigación de la Universidad de Valencia: «La velocidad excesiva reduce el tiempo de reacción, dificulta el control del vehículo y la rectificación de la trayectoria, aumenta la agresividad y el estrés del conductor y altera el funcionamiento sensorial (disminuyendo el campo visual) y el fisiológico (aumenta el nivel de fatiga)«.

Según la Dirección General de Movilidad y Transporte de la Comisión Europea, la velocidad es un factor determinante en el 30% de los accidentes mortales y el exceso de la misma aumenta tanto el riesgo de tener un accidente como la probabilidad de sufrir lesiones de carácter grave e incluso morir. Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), a partir de los 80 km/h es prácticamente imposible que un peatón se salve en caso de atropello.

Desde el pasado mes de febrero, la DGT ha puesto en marcha una serie de medidas encaminadas a controlar de manera efectiva el cumplimiento de los límites, especialmente en carreteras secundarias. Entre ellas, la unificación, en todo el territorio de la DGT, del umbral de tolerancia con el que actúan los radares o la realización de controles con radares visibles en tramos detectados por mayor peligrosidad.

Fuente: DGT

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2