287 menores de 12 años viajaban sin ningún sistema de retención en alguno de los 416.917 vehículos controlados por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, durante la semana del 9 al 15 de marzo, que ha durado la campaña especial de vigilancia de uso de este dispositivo. De estos 287 menores, 70 iban situados en el asiento delantero y 217 en los asientos traseros. Además, casi 5.000 adultos (entre pasajeros y conductores) han sido sancionados por no hacer uso del cinturón de seguridad.

Estos datos confirman que pese a los mensajes enviados desde distintas instituciones u organismos sobre los beneficios tan importantes que supone el uso de este elemento de seguridad (reducen a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente) y a la obligatoriedad de llevarlo, sigue habiendo un reducto de conductores que hacen caso omiso tanto a los mensajes emitidos como a la obligación de llevarlo, poniendo en peligro su vida y la de los menores, en caso de llevarlos.

Desde la DGT se hace especial hincapié en la necesidad de que los adultos den ejemplo, puesto que los menores tienden a imitar lo que los adultos realizan, de modo que si un menor ve a sus padres o abuelos ponerse el cinturón de seguridad cuando suben al coche, ellos, en la medida de sus posibilidades, se lo pondrán sin tener que decirle nada cuando vea que los demás ocupantes del vehículo se lo ponen.

Fuente: DGT

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2