La madrugada del próximo domingo 25 de octubre finalizará el horario de verano y los relojes se retrasarán una hora, de modo que a las 03.00 horas volverán a ser las 02.00 horas, por lo que oficialmente habrá una hora más, en cumplimiento de la Directiva Europea que rige el denominado ‘Cambio de hora‘ y que afecta a todos los Estados miembro de la Unión Europea.

Si dispone de tacógrafo digital, no olvide realizar las acciones necesarias para proceder a ACTUALIZAR ESTE CAMBIO DE HORA DE SU TACOGRAFO.

La práctica del cambio de hora se generalizó de forma desigual a partir de 1974, al producirse la primera crisis del petróleo en cuya respuesta algunos países decidieron adelantar sus relojes para poder aprovechar mejor la luz del sol y, por ende, consumir menos electricidad en iluminación. Se aplica como directiva desde 1981 y ha sido renovada sucesivamente cada cuatro años, según recuerda el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Según estimaciones del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el potencial de ahorro en iluminación en España por el cambio de hora puede llegar a representar un 5 % del consumo eléctrico en iluminación, equivalente a unos 300 millones de euros.