Balance del primer año de aplicación de la sentencia contra el céntimo sanitario

La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) ha hecho balance del primer año de aplicación de la sentencia dictada el 27 de Febrero del pasado año 2014 por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en la que declaraba contrario a la reglamentación europea el Impuesto sobre Ventas Minoristas de Hidrocarburos (coloquialmente denominado «céntimo sanitario»).

Transcurrido un año desde que dicha sentencia fuera dictada, se han presentado más de 700.000 reclamaciones ante la Agencia Tributaria tanto por parte de particulares como de empresas. En este sentido, destaca el importante crecimiento de reclamaciones presentadas a partir del mes de noviembre, como consecuencia del cambio de criterio adoptado por Hacienda en relación al importe a devolver, ya que en un primer momento planteó devolver solo una parte del impuesto, pero finalmente resolvió su devolución integra tras el paro planteado por los transportistas españoles.

En la actualidad se resuelven una media de 20.000 reclamaciones semanales, lo que implica que en torno al 58% de reclamantes hayan recibido alguna resolución de devolución, teniendo en cuenta que cada reclamante presenta una media de 3 o 4 reclamaciones en función del número de proveedores de carburantes donde se haya suministrado.

El importe total devuelto hasta la fecha por la Agencia Tributaria supera los 500 millones de euros, por lo que en base a las reclamaciones actualmente pendientes de resolución el importe total a devolver representará en torno a 900 millones de euros, por tanto, lejos de los 2.000 millones de euros que inicialmente preveía el Gobierno.

A dicho importe habrá que sumar lo que resulte de las reclamaciones por la vía de responsabilidad patrimonial de la Administración cuyo plazo límite de presentación vence este viernes 27 de Febrero.

«Más preocupante resulta la situación en que se encuentran las reclamaciones presentadas ante las Haciendas forales de Navarra y de las 3 provincias vascas, que son competentes respecto del impuesto soportado en dichos territorios correspondiente a los proveedores de carburantes allí radicados«, señalan.

Las asociaciones de transportistas han instado a las Haciendas forales que agilicen la tramitación de las reclamaciones presentadas, ya que hasta la fecha el nivel de resolución «ha sido muy bajo o inexistente«, y que asimismo apliquen idéntico criterio al de la Agencia Tributaria estatal respecto a la devolución íntegra del impuesto soportado por el reclamante.

Fuente: Fenadismer