Bajar el límite de velocidad en carretera convencional reduciría las víctimas

PONS Seguridad Vial ha publicado un informe en el que tras analizar las cifras de siniestralidad vial registradas en 2014 pone de manifiesto la necesidad de acometer una Estrategia Integral de la Carretera Convencional 2015 – 2020 para lograr reducir hasta un 20% el número de víctimas mortales en los próximos años.

En 2013, de los 1.134 fallecidos, 272 se produjeron en autopistas y autovías y 862 en carreteras convencionales, y en 2014, 237 tuvieron lugar en las primeras (-13 %) y 894 en las segundas (+4 %).  

Como punto de partida, el informe considera que el liderazgo respecto de las medidas para la reducción efectiva de la siniestralidad vial sea la inclusión en el próximo reglamento de Circulación del límite general de 100 a 90 km/h en el conjunto de vías secundarias.

Esta medida, además de una reducción de hasta un 20 % del número fallecidos, tendría una serie de ventajas inherentes como el aumento del control del vehículo en caso de posible conflicto o consecuencias menos lesivas en caso de accidente, entre otras.

El origen normativo del actual límite de velocidad de 100 km/h en carreteras convencionales se produce en el Reglamento General de Circulación de 1992. En esa época, España no contaba con la actual Red de Autopistas y Autovías y las razones de su puesta en marcha no se justifican hoy con la calidad de nuestra red viaria, según la fuente.

Del conjunto de países del entorno, solo Alemania y Austria tienen establecido un límite de 100 km/h en las carreteras convencionales, ya que, por regla general, en Europa los límites están establecidos entre 80 y 90 km/h.

Fuente: EFE

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2