La apnea del sueño duplica el riesgo de accidente

La apnea del sueño es un serio problema de seguridad vial. Está muy presente entre la población (afecta al 4-6%), la mitad no recibe tratamiento y muchos desconocen que la padecen. Tiene más riesgo al volante que las drogas y el alcohol. El conductor con apnea duplica el riesgo de accidente de tráfico, pero con tratamiento adecuado, ese riesgo no existe.

La apnea del sueño es un trastorno que produce «un estrechamiento en las partes blandas de la garganta mientras dormimos, que dificulta el paso del aire a los pulmones».

Las personas que tienen apnea del sueño dejan de respirar unos segundos mientras duermen, lo que interrumpe el sueño profundo cientos de veces en una noche.
Uno de los síntomas más apreciables es que durante el día sufren somnolencia, en los casos más graves, mientras trabajan, hablan por teléfono o conducen.

La Sociedad Europea del Sueño (SES) y la Asamblea de Sociedades Nacionales del Sueño (ANSS) han realizado un estudio sobre somnolencia y conducción. Entre las conclusiones se encuentra que la mayor parte de los accidentes relacionados con la somnolencia se producen durante la primera media hora de conducción y en la franja horaria que va desde las 00:00 horas a las 8:00. El representante español en el comité médico del proyecto europeo, Joaquín Terán precisa que «la apnea, cuya prevalencia entre la población es significativa, afectando al 4-6%, es la que más se asocia con un riesgo de accidente de hasta 2 y 3 veces más que en la población sana«.

Fuente: DGT

Visita Nuestra WebDescargaAPPS2