Desde el seno de la Unión Europea han mostrado interés en la posibilidad de crear una Agencia Europea de Transporte por Carretera, organización que ya cuenta con el beneplácito del sector, y que podría establecerse como ese organismo regulador específico del que el transporte por carretera carece.

Más recientemente, desde la Unión Internacional del Transporte por Carretera, IRU, han mostrado su apoyo a la intención europea de constituir la misma, que, en opinión del organismo, debe promover tanto una mayor claridad jurídica en el sector como un aumento de su eficiencia, a través de un proyecto conjunto de industria, transportistas y administraciones y autoridades.

Ramón Valdivia, director gerente de la Asociación de Transporte Internacional por Carretera (Astic), ha señalado que «la creación de esta Agencia interesaría a todo el sector ya que demostraría el interés de que “todos queremos hacer algo conjuntamente en Europa”, por lo que 

El sector ha mostrado ya su interés de favorecer las buenas prácticas empresariales en otras iniciativas europeas que, no obstante, no han sido adoptadas por los Estados de la forma esperada.

La mala praxis de proyectos puntuales demuestra la necesidad una Agencia que cuente con competencias en estos ámbitos, un organismo que favorecería además la implantación de una normativa común para el transporte por carretera a nivel comunitario, eliminando normativas regionales que perjudican el transporte internacional.

Fuente: Cadena de Suministro