¿A quien corresponde el Pago del Precio del Transporte?

COMO REGLA GENERAL, CUANDO NADA SE HAYA PACTADO EXPRESAMENTE, SE ENTENDERÁ QUE LA OBLIGACIÓN DE PAGO DEL PRECIO DEL TRANSPORTE Y DEMÁS GASTOS CORRESPONDE AL CARGADOR. PUEDE PARECER UNA OBVIEDAD QUE QUIEN ENCARGA EL SERVICIO SEA EL OBLIGADO, ADEMÁS, A PAGARLO. EN EFECTO, COMO EN CUALQUIER ÁMBITO O SECTOR DE UNA ACTIVIDAD DE SERVICIOS, UNO CONTRATA LA PRESTACIÓN DE ALGO QUE DESPUÉS VIENE OBLIGADO A PAGAR.

En el transporte de mercancías por carretera desde luego, esto no podía ser distinto y, así, la propia Ley por la que se regula el contrato de transporte terrestre de mercancías en su artículo 37 establece que «la obligación del pago del precio del transporte y demás gastos corresponda al cargador», es decir, aquel sujeto que contrata la prestación de un servicio, en nuestro caso, el del transporte de una carga de un punto a otro. Ahora bien, siendo cierto lo anterior sin embargo tendríamos que la misma norma va un paso mas allá previendo incluso, una excepción, o mejor dicho, una alternativa a lo que constituiría en definitiva, la regla general antedicha: «Cuando se haya pactado el pago del precio del transporte y los gastos por el destinatario, este asumirá dicha obligación al aceptar las mercancías», trasladándose en consecuencia este deber de un sujeto a otro, es decir, del cargador al destinatario o lo que es lo mismo, de quien contrata el transporte a quien recibe las mercancías.

Pero, ¿qué pasa si aun habiéndose pactado el pago del precio del transporte por el destinatario este, llegado el caso, no lo efectúa? Llegados a este punto, hemos de decir que la Ley sobre esta cuestión no deja margen alguna a la duda. Y así establece inmediatamente a continuación que «el cargador responderá subsidiariamente en caso de que el destinatario no pague».

Por otra parte, cabe plantearse dos cuestiones más con relación al pago del precio del transporte; por un lado, ¿a partir de qué momento es exigible?, y por otro lado, ¿qué pasa en los casos de inejecución o ejecución parcial del transporte? Pues bien, sobre la primera cuestión, la relativa al momento temporal del pago del transporte, el artículo 39 de la misma Ley, en su apartado primero, establece que «cuando otra cosa no se haya pactado, el precio del transporte y los gastos exigibles en virtud de una operación de transporte deberán ser abonados una vez cumplida la obligación de transportar y puestas las mercancías a disposición del destinatario». Por su parte, y respecto a la segunda cuestión, el apartado segundo establece que «en caso de ejecución parcial del transporte, el porteador sólo podrá exigir el pago del precio y los gastos en proporción a la parte ejecutada, siempre que ésta reporte algún beneficio para el deudor», matizando inmediatamente a continuación que «el porteador conservará su derecho al cobro íntegro cuando la inejecución se haya debido a causas imputables al cargador o al destinatario».

Por último, y respecto de los contratos de transporte continuado, señala el mismo precepto en su apartado cuarto que «si las partes hubiesen acordado el pago periódico del precio del transporte y de los gastos relativos a los sucesivos envíos, dicho pago no será exigible hasta el vencimiento del plazo convenido»

 

Artículo publicado en Todotransporte

Read the latest car news and check out newest photos, articles, and more from the Car and Driver Blog.

Nestor Val

Nestor Val

Director General de Lextransport Grupo