LOS NUEVOS CAMBIOS INTRODUCIDOS DESDE EUROPA RESPONDEN PRINCIPALMENTE A CUESTIONES QUE TIENEN QUE VER CON LA SEGURIDAD, TANTO VIAL COMO DEL PROPIO CONDUCTOR, EN EL EJERCICIO DE SU ACTIVIDAD PROFESIONAL.

El Consejo Europeo acaba de dar luz verde a la propuesta de reforma planteada por el Parlamento, en materia de Certificado de Aptitud Profesional “CAP” que pretende una mejora de los cursos de capacitación Código Comunitario Armonizado 95 relativo a “Conductor titular del CAP que satisface la obligación de aptitud profe­sional prevista en el artículo 3 de la Directiva 2003/59/ CE”, dirigidos a los profesionales del transporte de mercancías y viajeros, tanto para el acceso como para la prosecución de la actividad de conducción.

En concreto, los cambios más reseñables introducidos por la nueva Directiva tendrían que ver con los siguien­tes aspectos:

– Por cada uno de los periodos de capacitación de cinco años, el profesional ha de seguir al menos una capacitación que incluya entre el temario aspectos re­lativos a:

  • La seguridad vial, en cuestiones tales como la percepción del riesgo o la protección de usuarios vulnerables (peatones, bicicletas,…).
  • La conducción eficiente, en donde se pretende que por parte de los conductores se realice un “consumo racional de combustible” en aras a fomentar de esta forma la reducción de la contaminación medioambiental.
  • La conducción bajo condiciones meteorológicas extremas.
  • Las operaciones especiales de transporte.
  • Los sistemas de transporte inteligente (STI).

– El mantenimiento de la edad mínima para el desarrollo de la actividad laboral de conductor profesional en 18 años de edad.

– La capacitación profesional (código 95 anteriormente indicado) vendrá delimitada en el propio carnet de conducir (recordemos que, el propio Reglamento General de Conductores incluye en su Anexo I toda una serie de Códigos Comunitarios Armonizados de aplicación en el territorio de la Unión Europea, dentro de los cuales se encuentra precisamente el ya descrito).

– Se mantiene la exención para aquellos conductores que realizan trabajos voluntarios con el permiso de con­ducir sin el mencionado código, utilizando un camión para organizaciones benéficas y/o organizaciones sin ánimo de lucro.

– Se añade en relación con los vehículos de más de 3.500 kg que funcionan con combustibles alternativos la posibilidad de seguir siendo conducidos por los titu­lares de un permiso de conducción de tipo B.

– El ADR está incluido en el catálogo de capacitación del Código 95, pero dado el interés por parte del legislador de no permitir cursos de actualización dentro del propio curso de capacitación, para esta formación específica en materia de transporte de mercancías peligrosas habría de realizarse un curso de ADR de 14 horas.

El texto, una vez firmado por las distintas instituciones comunitarias y publicado su contenido en el Diario Oficial de la Unión Europea pasará a ser de obligada aplicación por los diferentes Estados miembros, una vez transpuesto a su ordenamiento jurídico interno.

Organizamos e impartimos la formación necesaria para la obtención del Certificado de Aptitud Profesional (CAP) para conductores, en sus modalidades de formación inicial y continua.
 Consulta nuestro Centro mas cercano.