La Obligación Legal del Registro de Jornada

LA SALA DE LO SOCIAL DEL TRIBUNAL SUPREMO, EN UNA SENTENCIA DICTADA EL PASADO 23 DE MARZO, CONFIRMA LA DOCTRINA HASTA AHORA SEGUIDA, EN MATERIA DE JORNADAS ESPECIALES DE TRABAJO COMO ES EL CASO DEL TRANSPORTE POR CARRETERA, RELATIVA A "LA NECESIDAD DE LLEVAR UN REGISTRO PARA EL CONTROL DEL TIEMPO DE TRABAJO DE LOS TRABAJADORES MÓVILES", SIGUIENDO DE ESTA MANERA LA ESTELA PREVISTA POR LA NORMATIVA COMUNITARIA DE APLICACIÓN AL SECTOR.

Para el Alto Tribunal no existen dudas en esta cuestión: “La normativa comunitaria impone la necesidad de llevar un registro de las horas de trabajo y descanso en supuestos especiales”, señalando además que “cuando el legislador quiere un registro de toda la jornada laboral y el control horario lo dice expresamente, pues, si quisiera que ese mandato fuese general no lo habría reiterado para supuestos especiales, sino que lo habría implantado con carácter general en el artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores”.

En este sentido, la propia Directiva por la que se regula la ordenación del tiempo de trabajo de las personas que realizan actividades móviles de transporte por carretera determina en su artículo 9, en materia de Información y registros” la necesidad de que “se registre el tiempo de trabajo de las personas que realizan actividades móviles de transporte por carretera”, puntualizando incluso “que los empresarios serán los responsables del registro del tiempo de trabajo de los trabajadores móviles”. A su vez, son las propias particularidades que caracterizan a nuestro sector las que de-terminan su inclusión dentro del ámbito de las denominadas “jornadas especiales de trabajo”, entendidas estas como “aquellas que difieren en uno u otro as-pecto de la normativa laboral común en materia de jornada”, consecuencia de “la necesidad de adaptar las normas generales a las características y necesidades específicas de determinados sectores y trabajos”, entre los cuales se encuentra precisamente, el transporte por carretera, tal como expresamente así lo de-termina y califica el propio Real Decreto por el que se regula esta cuestión.

Con este panorama, el mundo empresarial se vuelca en la búsqueda de mecanismos que le permitan dar debido cumplimiento a dicho mandato, especialmente en el marco del transporte por carretera, en el cual y a pesar de disponer de los medios necesarios para realizar un seguimiento y control diario, a la par que exhaustivo de la actividad de los trabajadores móviles (hablamos del tacógrafo) su complejidad así como su adaptación a la normativa propia del derecho del transporte (no así a la laboral), provoca no obstante, que aun teniendo al alcance una solución esta no se adapte a las directrices y criterios dispuestos por los propios servicios de Inspección de Trabajo esto es, una herramienta con la que poder analizar los registros de actividad de cada conductor desde un punto de vista laboral”, y con ello determinar las horas extraordinarias / complementarias efectivamente generadas en cada caso, circunstancia que obliga en la actualidad a buscar y encontrar la respuesta en el empleo de otros sistemas no alternativos pero si complementarios, que especialmente pensados y diseñados para este fin permiten dar respuesta a esta nueva necesidad que se plantea, evitando con ello la imposición de graves sanciones económicas promovidas precisamente por el incumplimiento de la norma.

Artículo publicado en Todotransporte

Read the latest car news and check out newest photos, articles, and more from the Car and Driver Blog.