La Carta de Porte en el Transporte Internacional de Mercancías por Carretera: el convenio CMR (Parte I)

TODO TRANSPORTE TERRESTRE DE MERCANCÍAS ENTRE ESTADOS MIEMBROS SE RIGE POR EL DENOMINADO CONVENIO CMR, DIRIGIDO A ESTABLECER LOS TÉRMINOS Y CONDICIONES DE PRESTACIÓN DE LOS SERVICIOS, INCLUIDA LA DETERMINACIÓN DEL GRADO DE RESPONSABILIDAD DE LOS DIFERENTES SUJETOS INTERVINIENTES PARA EL CASO DE INCUMPLIMIENTO.

Antes de entrar en el fondo de la cuestión, conviene señalar que el Convenio CMR resulta de aplicación a “todo contrato de transporte de mercancías por carretera realizado a título oneroso por medio de vehículos, siempre que el lugar de la toma de carga de la mercancía y el lugar previsto para la entrega al destinatario, tal como están indicados en el contrato, estén situados en dos países diferentes, uno de los cuales al menos sea un país contratante, independientemente del domicilio y nacionalidad de las partes del contrato”. Pues bien, partiendo de esto, tendríamos que “el contrato de transporte se constata por una Carta de Porte” de manera que, aún en “ausencia, irregularidad o pérdida de dicho documento, no afectará a la existencia ni a la validez del contrato del transporte, que seguirá estando sometido a las disposiciones del Convenio”.

Por su parte, en lo ya relativo a la Carta de Porte en sí hay que señalar que la normativa establece la obligatoriedad de su expedición “en tres ejemplares originales, firmados por el remitente y el transportista”, de tal forma que “el primer ejemplar quedará en poder del remitente, el segundo acompañará a la mercancía y el tercero quedará en poder del transportista”. Asimismo, “cuando la mercancía a transportar deba ser cargada en vehículos diferentes, o cuando se trate de diferentes clases de mercancías o de lotes distintos, el remitente o el transportista tienen derecho a exigir la expedición de tantas Cartas de Porte como vehículos hayan de ser utilizados, o de clases o lotes de mercancías de que se trate”.

En cuanto a su contenido, señala el artículo 6 del citado Convenio toda una serie de indicaciones que necesariamente habrán de recogerse en el documento de control:

  1. Lugar y fecha de su redacción.
  2. Nombre y domicilio del remitente
  3. Nombre y domicilio del transportista.
  4. Lugar y fecha de la toma de carga de la mercancía y lugar previsto para la entrega.
  5. Nombre y domicilio del destinatario.
  6. Denominación corriente de la mercancía y del modo de embalaje, así como denominación generalmente reconocida de la mercancía, si ésta es peligrosa.
  7. Número de paquetes, sus marcas particulares y sus números.
  8. Cantidad de mercancía, expresada en peso bruto o de otra manera.
  9. Gastos relativos al transporte (precio del mismo, gastos accesorios, derechos de Aduana y otros gastos que sobrevengan desde la conclusión del contrato hasta el momento de entrega de la mercancía).
  10. Instrucciones exigidas por las formalidades de Aduana y otras.
  11. Indicación de que el transporte está sometido, aunque se haya estipulado lo contrario, al régimen establecido por el Convenio.

 

Llegado el caso, además, la Carta de Porte habrá de hacer referencia a otros datos tales como:

  1. La prohibición de transbordo.
  2. Gastos que el remitente toma a su cargo.
  3. Suma del reembolso a percibir en el momento de la entrega de la mercancía.
  4. Valor declarado de la mercancía y la suma que representa el interés especial en la entrega.
  5. Instrucciones del remitente al transportista concernientes al seguro de la mercancía.
  6. Plazo convenido en que el transporte ha de ser efectuado.
  7. Lista de documentos entregados al transportista”, sin perjuicio de la posibilidad para las partes de añadir cualesquiera otras indicaciones que se consideren útiles.

 

Artículo publicado en Todotransporte

Read the latest car news and check out newest photos, articles, and more from the Car and Driver Blog.