La culpabilidad de las motos en los accidentes es solo del 31% pero se eleva hasta el 58% cuando el motorista fallece. Compartimos con vosotros unos consejos de prevención.

 

  1. El casco es el factor de protección más importante tanto para conductores como ocupantes. Al elegir nuestro casco debemos fijarnos en que esté homologado y que sea de nuestra talla. Siempre deberá ir correctamente ajustado y abrochado. Tiene una vida útil de cinco años, pero si éste recibe un impacto debemos cambiarlo.
  2. La indumentaria debe de ser de un material plástico o cuero, acolchado y elástico para facilitar el movimiento a la vez que protege de las abrasiones. Hombreras, rodilleras, coderas y guantes deben estar integradas en el traje. Cabe destacar la importancia de llevar un calzado adecuado, en especial botas con resistencia a la abrasión para proteger los pies del motorista, evitando todo tipo de calzado inadecuado, especialmente las chanclas. Tanto en casco como en indumentaria se recomiendan colores claros que mejoren la visibilidad del motorista.
  3. Durante la conducción es importante mantenerse en una posición natural y relajada, correctamente sentado y con los pies bien asentados en las estriberas, cargando la mayor parte del peso en los pies. La posición además debe ser visible para el resto de conductores. Esto implica evitar el ángulo muerto de los retrovisores del resto de vehículos.
  4. Debe de prestarse especial atención a la circulación, así como mantener una distancia de seguridad adecuada. Los dedos deben de ir siempre preparados para frenar en caso de imprevisto. Es importante también fijarse en las señales que indican la existencia de obras, debido a que puede haber gravilla o tierra en la calzada. En caso de lluvia, se debe suavizar la conducción e intentar no pisar las líneas pintadas en el pavimento, debido a que pueden resbalar más.
  5. Sería conveniente que los motoristas cuando fueran a adquirir un vehículo de tercera categoría, eligieran el tipo, potencia y tamaño, más acorde a sus condiciones físicas y conocimientos técnicos.

 

Fuente:  Ponle Freno.